Inscribe tu Correo para estar al tanto de las nuevas Publicaciones. En el momento que agreguen su correo les llegara un correo de FeedBurner el cual tendrá como titulo Activate your Email Subscription el cual vendrá un link en el que harán click e inmediatamente las entradas del blog le llegarán a su correo electrónico

Inscribe tu Correo para estar al tanto de las nuevas Publicaciones

Importante para leer los artículos completos dar click en READ MORE

sábado, 31 de diciembre de 2016

¿Te interesa contactarme? ¡Aquí está la forma! #Contacto

Me interesa muchísimo mantenerme en contacto contigo para lo que te dejo este sencillo formulario en el cuál podrás:
  • Mandarme tus datos para poderme poner en contacto contigo 
  • Manifestar tu opinión acerca del blog y de las entradas
  • Sugerir temas de interés o que te gustaría que se traten
  • Aclarar cualquier tipo de dudas o inquietudes
De igual manera dejo a tu disposición los teléfonos de mis oficinas

TELEFONO MÉXICO 01 (55) 56 05 00 50
TELEFONO ESTADOS UNIDOS 1 888 337 64 69

/Name*
/Correo Electrónico*
/Phone*
/Adress*
/Subject*
/Message*
*
contact form faq verification image
Por favor transcribe las letras del dibujo para comprobar que no eres un programa 

Powered by 123ContactForm


Has que todas las entradas te lleguen a tu correo electrónico, poniendo tu correo en nuestra barra de inscripción al principio de nuestro blog entra desde una pc o en tú navegador portatil en la página http://joaquingonzalezaragon.blogspot.mx/ si estás en tú celular busca la opción de sitio de escritorio.
Ahí agregas tu correo y de inmediato te llegará un correo de feedburner ahí solo aceptarás la inscripción y te llegarán todos los artículos.

Ahora síguenos y se nuestro fan en nuestros face y twitter dando click y like 

Read More...

miércoles, 7 de diciembre de 2016

El papel fundamental de los #Cuidadores

El Pensamiento Médico del Siglo XXI: El papel fundamental de los cuidadores
Dr. Joaquín González Aragón
(Artículo Publicado en la Revista Médico Moderno en Junio 2011)
Todos los seres humanos precisan desde su nacimiento hasta su muerte de una serie de interacciones personales que les proporcionen distintos tipos de ayuda de carácter emocional o material. El apoyo se inicia en su familia y continúa en las redes sociales e instituciones formando parte del cuidado de los individuos. De acuerdo con el psicólogo estadounidense Abraham Maslow, uno de los fundadores y principales exponentes de la psicología humanista, el apoyo mutuo es esencial para el bienestar personal ya que afianza el sentido de reconocimiento, pertenencia, vinculación, autoestima, estabilidad emocional y certidumbre de obtención de los bienes necesarios para satisfacer necesidades como la alimentación o el cuidado en la enfermedad.
La familia como red social primaria, cumple un papel esencial en todas las etapas de la vida humana, se le considera como primer recurso y último refugio, y en su seno se genera un intercambio continuo de apoyos y cuidados desde la niñez hasta la vejez.

Empero, la institución familiar ha experimentado notables transformaciones en los últimos 60 años, algunas de ellas con efectos traumáticos e incluso perversos, como violencia y malos tratos. Estos cambios incluyen la transformación de familia extensa en la que convivían varias generaciones, a familia nuclear constituida únicamente por padres e hijos, la ruptura de núcleos familiares por el divorcio, el mayor nivel educacional de los hijos que en vez de afianzar, debilita el contacto diario de los ahora profesionales, que emigran en busca de mejores fuentes de trabajo aunado a la continua tendencia migratoria de la población rural hacia las grandes urbes. Estos son algunos de los factores que minan las interacciones de apoyo informal a adultos mayores y discapacitados.
Hasta hace pocos años la costumbre de cuidar a los individuos vulnerables recaía en los familiares directos que incluso sacrificaban su vida social por cuidar a sus padres o discapacitados hasta su muerte, interactuando con las instituciones de salud como encargadas de la atención en los periodos de estancia hospitalaria y los servicios sociales como fuente de apoyo para las cuestiones burocráticas con la ayuda de los trabajadores sociales. No obstante, los servicios formales de atención proporcionados por el estado y las instituciones de seguridad social, se puede percibir que la inmensa mayoría de discapacitados y personas mayores dependen del cuidado que reciben de sus familiares en el seno del hogar. Es digno de destacar que las tres cuartas partes de los recipientes no presentan problemas para la realización de actividades de la vida diaria y una gran mayoría son perfectamente independientes, a diferencia de los ancianos que están en asilos o residencias para la tercera edad, en donde la mitad de ellos necesita de la ayuda de otra persona para realizar dichas actividades.
En este contexto, es necesario que instituciones y profesionales de la salud reconsideren la importancia que los cuidadores tienen para la calidad de vida de los que son atendidos. Este es un segmento que merece ser evaluado y fortalecido ya que representa bienestar para los que reciben cuidados y un ahorro considerable para los servicios médicos oficiales. Nuestro país requiere urgentemente de estrategias que permitan consolidar un sistema que proporcione enseñanza y capacitación a los cuidadores, así como, una norma jurídica que condicione apoyos económicos a aquellas familias que se hagan cargo del cuidado de sus seres queridos afectados por la discapacidad, enfermedad o edad avanzada.
El proceso de ser cuidador comienza de forma gradual. Todos somos cuidadores… y empezamos cuando llevamos a nuestro ser querido al médico, hacerle compras en el supermercado, pagarle sus gastos, cocinarle, lavarle la ropa o limpiarle la casa. Con el paso de los años, esa responsabilidad va aumentando y requiriendo un mayor tiempo, teniendo que compartir tareas con otros miembros de la familia o con amistades. Conforme aumenta la dependencia hay que alimentarle o bañarle, ayudarle a usar el sanitario, supervisarle la toma de medicamentos, administrarle todos sus asuntos económicos, e incluso, contratarle los servicios de otras personas para que le cuiden. Cuantas familias han tenido conflictos cuando estas situaciones se presentan y sus miembros son incapaces para resolverlas.
En estos casos es donde se resalta la labor de los cuidadores como personas capacitadas en cursos teórico prácticos que les permiten brindar atención preventiva, educativa y asistencial al paciente y su núcleo familiar. Su campo de acción cubre el hogar, centros de día, clubes de la tercera edad, algunos servicios hospitalarios, asilos y residencias geriátricas. Por su parte, los familiares cercanos son los candidatos idóneos para ser capacitados ya que actúan por sentimientos de solidaridad y sin ánimo de lucro. La formación técnica les facilitará la comprensión de las necesidades físicas, emocionales y espirituales de sus seres queridos, y al final, cuando todo haya terminado, habrán desarrollado las habilidades para ofrecer sus servicios a quienes se los soliciten, con la certeza de contar con los conocimientos que les dejó su propia experiencia, recibiendo a cambio un bien merecido ingreso. Vale la pena resaltar que en nuestro país existe una grave carencia de cuidadores profesionales que nos coloca en una disyuntiva para la atención de una población que envejece agobiada por la epidemia de enfermedades crónico degenerativas. Estos conceptos deben estar en la mente de los médicos del siglo XXI, a fin de considerar en su debida dimensión, al cuidador, como uno de sus colaboradores más valiosos en el manejo de sus pacientes. Una gran parte de la respuesta positiva en su salud depende del cuidador.
Los fenómenos sociales de este milenio requieren ser estudiados para establecer un marco de referencia basado en el análisis de una realidad concreta. En México carecemos de investigación sobre este tópico pero en España se han realizado encuestas que estudian la percepción que tienen jóvenes y adultos sobre el cuidado de su familiar, como por ejemplo, ¿De quién es la obligación de cuidar a los mayores? ¿Sí los consideran como una carga? ¿Sí deberían vivir en asilos o residencias?, y de manera muy particular ¿Hasta dónde el cuidado de los padres es asunto de los hijos y el de los discapacitados es asunto de los padres? En los cuestionarios se les pregunta sobre cuál debe ser la fórmula más adecuada. Los resultados han sido acordes con los valores tradicionales, lo que los hace aplicables para México, aunque no nos dispensa de realizar nuestras propias investigaciones. La mayoría se inclina por defender la permanencia de las personas mayores en su hogar, bien sea con provisión de cuidados por la propia familia o cuidadores pagados por el estado o por ellos mismos. Sólo un 10% cree que la fórmula más adecuada sean las residencias subvencionadas por el gobierno o pagadas por la propia familia. En el diseño de un estudio de este tipo para ámbitos urbanos y rurales, lo más importante sería averiguar ¿cuál es la situación actual más frecuente y tradicional y cual será en el futuro próximo?, es decir, ¿continuará nuestro esquema familiar, sistema de salud y trabajo social tal y como está diseñado o tenderá a desaparecer al perderse el sentido de obligación y solidaridad con respecto a los grupos vulnerables? Es deseable que la consideración de todos estos elementos sea contemplada como parte de los planes globales del Sector Salud y dentro de los esquemas de bienestar social para la población, en esta época marcada por grandes transformaciones en los modelos asistenciales y seguridad social que están impactando a todas las generaciones.
Los principales tipos de cuidadores son: cónyuges que se cuidan uno al otro, ellos consideran que su papel es un deber contraído al casarse y por los lazos de toda una vida; la enfermedad constituye una prueba y el amor es el antídoto contra la desesperación. Otra modalidad es: familiares cercanos que cuidan a parientes cercanos, ocurre en la lógica de la familia extensa, son hermanos, cuñados, sobrinos que guardan una relación de solidaridad y apoyo mutuo en la continuidad de una convivencia. Un tercer tipo son: hijos cuidadores jóvenes que cuidan de sus padres y abuelos al mismo tiempo que procuran a sus hijos pequeños; esto lo hacen como un deber impuesto por la tradición, respeto y cariño de sangre. Una cuarta categoría son: adultos maduros entre 40 a 60 con hijos de 20 a 30 años, que al cuidar a sus “viejos” se sienten atrapados entre las dos generaciones, siendo los que reportan una mayor problemática psicológica. Una tipología muy especial es la conformada por: mujeres casadas que además de su hogar, tienen que ir a las casas de sus padres a atenderlos, o bien, tienen que llevar a sus padres a vivir en su hogar.
En este caso particular, esposo, hijos y abuelos de ambos ramos esperan y negocian ayuda y sostén afectivo; para estas mujeres se genera un síndrome de jornada interminable que las expone a conflictos domésticos y enfermedades psicosomáticas por el estrés que la carga genera. Una última versión son los cuidadores adultos en etapa de jubilación, que además de estar a cargo de sus muy envejecidos padre o madre o un hermano de su misma edad, consideran que sus viejos no les permitieron gozar la vida, y están conscientes de que sus propios hijos, no los cuidarán a ellos.
La elección del cuidador entre cónyuges no presenta alternativas, uno cuida del otro, como en el caso de los hijos únicos; en cambio, cuando son varios, es común la alternancia por temporadas en el cuidado. Una negociación muy común es el esposo que acepta que la suegra se venga a vivir con ellos, a cambio de que cuando su padre o madre lo requiera, su esposa tendrá la obligación de cuidarlos de la misma manera. El mayor conflicto lo constituyen los hijos renuentes a cuidar, poniendo mil pretextos, o bien, lo hacen de manera displicente por el interés de la herencia ya sea por haberla recibido o por estarla buscando.
Es fundamental recalcar el papel de la mujer como la cuidadora clave, que sacrificaba su futuro pero que ahora, como se ha incorporado al mercado laboral, llega al grado de descuidar sus obligaciones con su marido e hijos, incluso con sus padres.
La carga del “cuidado” produce una serie de efectos negativos en la salud, vida laboral y relaciones personales del cuidador directo que demandan ser valorados. El sentido de obligación moral provoca emociones muy positivas en la relación de ayuda pero al mismo tiempo, sentimientos de disgusto ante la dificultad de conciliar los intereses de la vida personal. Estas circunstancias deben discurrirse antes de que presente un problema abrumador por la creciente dependencia.
Es imprescindible crear conciencia en la sociedad sobre los aspectos más sensibles del cuidado por medio de propuestas dirigidas a las familias, sistemas de salud y opinión pública.
1. La decisión sobre la forma de ayuda a un familiar que lo requiera, conviene tomarla a partir de un diálogo abierto entre los parientes próximos a la persona necesitada, y si está consciente, siempre tomarla en cuenta. La comunicación debe mantenerse en el tiempo, de modo que las partes involucradas no se sientan forzadas por las circunstancias sino cumpliendo una labor en nombre de la unión familiar. La forma de ayuda debe tomar en cuenta las diversas modalidades de apoyo. Las opciones no deben forzar voluntades, conviene apoyar la autonomía de la persona y reforzar actividades de la vida diaria, iniciativas, relaciones y vida social. Es conveniente crear un clima de múltiple apoyo, compartido y equitativo, desde las visitas periódicas al reparto de tareas, relevo del cuidador, cooperación económica, gastos de la casa, etc. La relación debe ser franca, flexible y de mutuo respeto a los sentimientos y opiniones, sin imposiciones de criterios unilaterales. Los cuidadores deben prepararse para ser los ejecutores de las órdenes e indicaciones médicas, movilizaciones, higiene, alimentación e informarse sobre la patología del paciente y mantenerse en continuo aprendizaje profesional y por su experiencia. Así mismo, el cuidador debe vigilar y cuidar su propia salud, en serio riesgo de afectarse por el estrés que implica su relación de ayuda, sobre todo cuando es muy prolongada o se trata de casos muy traumáticos como cuidar un enfermo de Alzheimer.
2. Los sistemas de salud deben reconocer explícitamente el papel y las necesidades de los cuidadores miembros de la familia o profesionales técnicos, como parte de una estrategia de bienestar que apoya la unión familiar y que ahorra recursos públicos. Estaremos avanzando cuando se apruebe una “Norma Oficial sobre Cuidadores” que regule sus derechos y obligaciones en concordancia con los objetivos institucionales. El apoyo gubernamental se puede concebir en ayudas económicas y servicios. En la actualidad, con la entrega de tarjetas de despensa a personas mayores se efectúa un gran servicio a este sector, sin embargo, tendría un impacto portentoso el privilegiar a aquellas familias que favorecen la permanencia del adulto mayor y el discapacitado en su hogar y la comunidad. La implementación de programas de atención domiciliaria que permiten suplir parcialmente al cuidador/a, adquieren una gran relevancia al proporcionarle tiempo libre para dedicarlo al empleo u otros compromisos. Este mismo beneficio es prestado por los Centros de Día encargados de atender a las personas como en las guarderías. El Sector Salud a nivel federal, estatal y municipal puede promover campañas específicas de información, cursos de capacitación, grupos de encuentro entre cuidadores que permitan el intercambio de experiencias, así como, programas de formación profesional de cuidadores.
3. La opinión pública debe abrirse a un debate social en el que se valore la conveniencia de impulsar políticas sociales y económicas que favorezcan los apoyos a grupos vulnerables, en especial, el auxilio a las mujeres, varones e hijos que están apoyando a sus familiares, en el considerando de que lo hacen como un rol asignado y no por libre elección.
La situación actual exige un replanteamiento entre los servicios formales de salud y las estrategias de atención informal a fin de establecer una estrecha colaboración con los cuidados prestados por familiares en el marco de una sociedad solidaria que asume de manera compartida los problemas que a todos conciernen. El médico del siglo XXI no se puede quedar al margen de estas políticas de capital importancia para la comunidad y tiene el compromiso ineludible de ser un protagonista activo en una causa de gran trascendencia para el futuro de la población.

*Dr. Joaquín González Aragón medico geriatra certificado
Fundador y ex Presidente de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de México y del Consejo Mexicano de Geriatría
Fundador y Director del Instituto Mexicano de Estudios en Longevidad (IMEL)

TELEFONO MÉXICO 01 (55) 56 05 00 50
TELEFONO ESTADOS UNIDOS 1 888 337 64 87
WHATSAPP (+52 1)55 59 30 21 56
/Name*
 /Correo Electrónico*
/Phone*
/Adress*
/Subject*
/Message*
*
contact form faqverification image
Por favor transcribe las letras del dibujo para comprobar que no eres un programa  Powered by 123ContactForm
Compartan esta información con sus seres queridos reenviando este correo 
DR. JOAQUIN GONZALEZ ARAGON

Read More...

martes, 6 de diciembre de 2016

#Medicina basada en la #Evidencia

El Pensamiento Médico del Siglo XXI:
Medicina basada en la Evidencia
Dr. Joaquín González Aragón*
(Artículo Publicado en la Revista Médico Moderno en Abril 2011)
En las ciencias biológicas aplicadas y en especial, en la medicina de principios del siglo XX, fue principalmente la visión de reconocidos profesores basados en sus impresiones clínicas lo que configuró la terapéutica emergente, sin la piedra de toque de ningún control sistemático. Sin embargo, en la segunda mitad del siglo toda una elite de investigadores basados en el método científico desarrollaron estudios y protocolos de experimentación como los doble ciego, al azar, controlado con placebo, comparativos cruzado o transversal, estadísticas inferenciales, meta-análisis y las investigaciones longitudinales a largo plazo, entre otros muchos. Esta metodología ha sido utilizada en la evaluación de fármacos y procedimientos terapéuticos, donde el imperativo científico riguroso se ha probado cada vez más importante para responder preguntas acerca de la eficacia, beneficios, riesgos y causas, con particular detalle en la identificación de falsos resultados y tipos de sesgo.
Con todo, un nuevo paradigma para la práctica médica está emergiendo el modelo llamado “medicina basada en la evidencia” con énfasis en la intuición y la capacidad clínica del médico para determinar los mecanismos fisiopatológicos que justifican la toma de decisiones.
Este tipo de medicina la hemos practicado todos los profesionales estudiosos de la literatura médica, que nos actualizamos constantemente en cursos, congresos, diplomados, maestrías y demás medios para obtener el conocimiento. La práctica basada en la evidencia requiere de la integración, paciente por paciente, de la experiencia clínica del médico y del juicio científico disponible. Sackett la describe en esta forma: “es el uso consciente, explicito y juicioso de la mejor evidencia corriente para tomar decisiones sobre el manejo de pacientes individuales con énfasis en mis propios resultados pero sin desligarme de la investigación formal…” Los buenos médicos utilizan ambas ya que ninguna de las dos es suficiente por sí sola.
Los argumentos a favor de la medicina basada en la evidencia incluyen lo siguiente: el conocimiento médico y el desempeño clínico se deterioran con el paso del tiempo si no se incorporan las nuevas evidencias en las decisiones clínicas, por tal motivo, debemos incluir nuevas certidumbres dentro de la práctica, clínica basadas en la educación médica continua como componentes de una disciplina que conserva actualizado al médico y mejora la calidad de su práctica. No existe nada mejor que poner en práctica los avances útiles en nuestra consulta diaria.
Por otro lado, la aplicación clínica de la investigación básica de metodología rigurosa, se ha vuelto más lenta por varios factores que hacen que puedan tardar varios años para que un nuevo avance llegue a los pacientes. El primer problema es la naturaleza compleja de la traducción de los estudios de investigación a los problemas clínicos. Un estudio nos dirá que tratamientos son efectivos, pero no necesariamente que pacientes deberán recibirlo. Añadido a este acertijo metodológico están las exigencias del mundo real del paciente individual con sus necesidades únicas. Por tanto, se requieren de intervenciones basadas en la evidencia para integrar de manera más efectiva la investigación nueva dentro del manejo clínico del paciente. En la actualidad existe un movimiento a nivel global, tanto en la industria farmacéutica como en las instituciones gubernamentales, para fortalecer la medicina de evidencia dentro de la práctica diaria. Ahora es posible encontrar bases de datos relevantes que revisan grupos de estudio que directamente vinculan los hallazgos con problemas clínicos específicos.
El segundo argumento que está avivando esta tendencia es la diferencia que existe entre el manejo de las condiciones médicas agudas que responden de una forma predecible a como está contemplado el paradigma médico de la investigación, en contraste con los problemas médicos crónicos complejos de muy difícil abordaje para los investigadores. Actualmente las enfermedades crónicas consumen el 70% de los gastos de salud y tienen que ver con el 90% de la mortalidad, este es el caso de problemas como la diabetes, la más costosa de las enfermedades crónicas cuando se consideran su comorbilidades y complicaciones secundarias, en donde se requiere de una práctica de la medicina muy diferente de la de la enfermedad aguda, porque los diseños de investigación para los estudios clínicos que nos permitirán tomar las decisiones se vuelven complejos, multi e interdisciplinarios y donde las condiciones de pluripatología son razón para la exclusión de pacientes. La combinación de intervenciones y las interacciones complejas son todo un reto para las dificultades metodológicas y técnicas en el diseño de los estudios. Aún cuando las metodologías asuman las consecuencias de la variabilidad individual y los análisis estadísticos sean los suficientemente sofisticados, se limita seriamente su aplicabilidad en la atención primaria que se entrega a cada paciente.
El tercer argumento es la enorme cantidad de investigaciones publicadas en cientos de revistas médicas que hacen imposible abarcarlas para el médico. Solo leemos unos cuantos artículos en muy pocas revistas, esto se constituye en una limitante para la actualización en nuevos avances.
El Doctor Larry Culpepper en su artículo “Evidencia y ética” publicado en el Lancet expresa su reserva sobre la simplicidad reduccionista de los estudios doble ciego para enfrentar la realidad de la toma de decisiones “uno a uno” de la medicina clínica y enfatiza que la medicina está en una etapa de transición de verificar cuales de nuestras herramientas son inadecuadas para el desafío planteado por la evidencia emergente que demuestra que el cuerpo trabaja a través de mecanismos complejos que operan simultáneamente. Estas complicadas premisas no se pueden reducir a un solo agente relativamente simple, o a investigar un solo trastorno. Son necesarias herramientas más adaptadas a nuestra realidad única de evolución médica y poblacional.
Estamos ante la necesidad de un paso siguiente al usar la ciencia de los mecanismos de la enfermedad para establecer modelos clínicos. En nuestra mayor frecuencia de la especialización que sigue al aumento del conocimiento a medida que se descubren nuevos y mejores tratamientos para más enfermedades. Empero conforme la investigación en biología celular, bioquímica y biofísica nos ofrece explicaciones más profundas de los procesos de enfermedad (y de salud) en el en el organismo, nuestro entendimiento también va en aumento. Los conceptos más generales son reemplazados por otros sobre mecanismos moleculares que se encuentran en enfermedades no similares en diferentes partes del cuerpo. Esto hace que en un marco de trabajo general, el papel del especialista se modifique a medida que tales hechos se conocen y es este el sitio donde la medicina de evidencia puede aplicar su teoría y lograr de manera efectiva hacer funcionar un tratamiento. Los médicos del siglo XXI debemos actuar con base en hechos, utilizando la mejor información científica pero más que nada, interpretar dichos resultados de manera apropiada para su aplicación. Esto no significa que debamos sentarnos a esperar a tener 100% de evidencia en todo ya que si esperamos únicamente a tratar enfermos, los riesgos pueden ser muy altos así como el costo de la acción correctiva; debemos estar preparados para una medicina preventiva basada en el conocimiento científico pero con evidencias positivas en el balance de costos y beneficios.
No podemos olvidar que no obstante nuestras mejores intenciones, la ciencia médica es imprecisa y las herramientas de análisis e investigación son imperfectas. Ningún modelo estadístico o metodología pueden predecir con exactitud el logro en todos los objetivos humanos que varían grandemente en genes y estilos de vida de una población que colabora poco en su salud. La incertidumbre es común en la medicina y se debe crear un sentido y ser sensibles ante un mar cambiante de datos. El objetivo es buscar una información que nos permita el entendimiento del conocimiento para utilizarlo en el contexto de los principios biológicos y obtener a través de hechos y resultados, el respaldo de lo que aplicamos en nuestra práctica. La responsabilidad del médico del siglo XXI es filtrar la información, colocarla en el contexto, dar esperanzas donde es apropiado y recomendar precaución donde sea necesario, pero lo más importante es ser un guía informado, confiable para un público que busca mejorar su salud y calidad de vida. Esto no tiene que ver con jerarquías de evidencia, no depende de literatura actualizada como árbitro, tampoco con protocolos establecidos; nuestros pacientes están clamando por un renacimiento, por una respuesta congruente ante algo que ha aislado a los médicos dentro de una isla estrecha y poco esperanzadora.
La práctica médica está en continua renovación y los cambios, involucran usar tanto investigación como literatura médica de forma más segura para guiar la práctica médica. Uno de los más grandes impedimentos para el progreso en la ciencia es asumir que nuestros conceptos fundamentales están básicamente completos, cuando en realidad, nunca lo han estado.
Los médicos estamos conscientes de que la medicina de evidencia siempre ha sido la base de nuestra práctica y de que la actualización es la clave de nuestra vigencia, sobre todo si consideramos que el conocimiento médico se duplica cada 3 a 5 años. Así mismo, la comunidad médica puede obtener grandes beneficios del acervo de conocimientos logrados por nuestra experiencia tanto en aciertos como en fracasos a lo largo de nuestra carrera. Cada médico ha acumulado un tesoro al saber escoger sus fármacos favoritos que le dieron buen resultado para cada problema clínico agudo, el correcto manejo terapéutico para los pacientes que lo han consultado por años, los procedimientos quirúrgicos que más éxito le reportan y el tipo de relación médico paciente que le ha dado prestigio. Estos secretos personales que cada uno de nosotros posee forman parte de la medicina de evidencia y merecen ser compartidos a nuestros pares y en especial, a nuevas generaciones, ya que representan toda una vida de servicio a la comunidad en el ámbito institucional o privado y por ningún motivo, esas vivencias deben perderse con el retiro, o la desaparición física del médico. La medicina de evidencia se fortalecerá cuando todos los médicos participen con reportes de casos, y vivencias anecdóticas que reflejen su quehacer clínico y en las instituciones y sociedades médicas se formen grupos de estudio y comités de expertos. Es también una necesidad que exista literatura especializada de evidencia, así como, congresos, reuniones médicas, y diplomados donde se compartan hallazgos y experiencias. Así mismo es imperativo aprovechar la tecnología cibernética por medio de páginas y portales web sobre el tema, videoconferencias, salas virtuales, enseñanza y actualización on-line, entre otros recursos. Hace muchos años leí un libro “Jornada de errores médicos” donde un grupo de galenos se reúnen para relatar cual fue el mayor error que hubieran cometido. La realidad es que son muchos más nuestros aciertos y éxitos en devolver el bienestar a nuestros enfermos, por eso, es loable pensar en realizar un “Panel de Asesoría Científica” con expertos en distintas disciplinas como un nuevo modelo de actualización que nos permita escuchar a peritos versados en revisar, filtrar y difundir la literatura médica de vanguardia, así como conocer las experiencias positivas de médicos que comuniquen a sus pares, sus vivencias como profesionales de la salud en las diferentes modalidades de comunicación. Esto permitirá entender el valor predictivo de la evidencia y considerar no solamente los casos positivos verdaderos, sino también los falsos críticos, además de extender la conciencia sobre los datos de incidencia y prevalencia en la población a fin de calcular su efecto en la certeza de nuevas intervenciones. Al mismo tiempo, reforzaría la asociación de los datos obtenidos del paciente con el mejor entendimiento de la fisiopatología, la influencia de la nutrición y el ambiente sobre la genética, así como, la efectividad de las herramientas de evaluación y diagnóstico.
En el siglo XXI se requiere de clínicos que utilicen primordialmente la semiología y la intuición para integrar los síntomas y signos, con la investigación y los reportes de evidencia, para ser capaces de mirar a través de la enfermedad y tratar mejor a nuestros enfermos y no a las enfermedades.
Como sociedad estamos enfrentando una de las peores crisis de la historia de la humanidad: la transición demográfica hacia un envejecimiento poblacional sin precedentes que traerá una mayor demanda de servicios para mantener la calidad de vida de las personas longevas y cuya consecuencia directa es una epidemia global de proporciones bíblicas de enfermedades crónicas que amenazan la salud de los individuos en todas las etapas de ciclo vital. Obesidad, síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares, cáncer, padecimientos autoinmunes y neurodegenerativos, están atacando cada vez en mayor proporción a la población adulta, apremiando a los investigadores, sector salud y comunidad médica a afinar sus estrategias, así como a los individuos, a asumir su responsabilidad de participar activamente en la conservación y mejoramiento de su salud. Esta epidemia que ya afecta a millones representa un costo tan alto al gobierno y sus instituciones que incluso se vislumbra, pueda causar un caos en el sistema médico y de seguridad social.
En los albores de este nuevo milenio, como nunca antes necesitamos revolucionar la medicina en su saber científico, fortalecer la clínica como medio para devolver al docto la verdad y realzar los sentidos para acceder a la información. La medicina de evidencia es parte de nuestra práctica diaria y está llamada a transformar el modo como ejercemos nuestra noble profesión como un paradigma que nos permite personalizar la práctica médica y nos da la oportunidad de enfocarnos en la optimización del funcionamiento complejo del ser humano.

*Dr. Joaquín González Aragón medico geriatra certificado
Fundador y ex Presidente de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de México y del Consejo Mexicano de Geriatría
Fundador y Director del Instituto Mexicano de Estudios en Longevidad (IMEL)


TELEFONO MÉXICO 01 (55) 56 05 00 50
TELEFONO ESTADOS UNIDOS 1 888 337 64 87
WHATSAPP (+52 1)55 59 30 21 56
/Name*
 /Correo Electrónico*
/Phone*
/Adress*
/Subject*
/Message*
*
contact form faqverification image
Por favor transcribe las letras del dibujo para comprobar que no eres un programa  Powered by 123ContactForm
Compartan esta información con sus seres queridos reenviando este correo 
DR. JOAQUIN GONZALEZ ARAGON

Read More...

lunes, 5 de diciembre de 2016

¿Por qué necesitas #Omega3 ? "#RevistaSelecciones" Junio de 2008

En su edición de Junio de 2008 la revista "Selecciones" una publicación sumamente seria, dedica un capítulo a los ácidos grasos omega 3. En el se citan información de científicos australianos, neozelandeses, estadunidenses e ingleses destacando que la recomendación par ingerir ácidos grasos omega 3 de salmón es de suma importancia para la salud por los múltiples beneficios ya comprobados por la ciencia. Esta información deja en ridículo la ignorancia de muchos médicos e individuos que descalifican su uso y que incluso se atreven a afirmar que siendo "grasas" elevan el colesterol y los triglicéridos, siendo que por el contrario, los bajan y evitan las enfermedades cardiovasculares, entre otros muchos beneficios.

El doctor González Aragón desde la década de los 90 fue el primero que empezó a difundir todo lo que ahora en este artículo se afirma y cada vez más se comprueba. Desde 1998 ha recomendado el Omega III salmon oil y ha sido testigo de verdaderos milagros de curación, con las dosis de 600 mg diarios en cientos de miles de pacientes en México y en California, y publicó en el año 2000 su libro "Salve su vida con Omega 3" que es un best seller actualmente en su 4a edición. Todo el contenido del artículo de Selecciones concuerda al 100 % con la información del libro, incluso con las dosis, que ha sido revisado y aprobado por la comunidad científica, al grado de que fue solicitada su edición en inglés publicada con el título "Your life is in the balance" de venta en E.U.A., Inglaterra, Sudáfrica, Australia, Japón y varios países africanos y asiáticos de habla inglesa.













La visión del doctor González Aragón siempre fue correcta y la ciencia le da la razón al que se apega a la verdad de la ciencia. Ahora se sabe que son no dos sino ocho los ácido grasos esenciales omega 3 derivados de pescados de agua fría y por eso ahora tenemos el nuevo producto Omega III salmon oil Plus y ya estamos realizando las primeras investigaciones en humanos que por el momento publico en inglés con resultaos extraordinarios en reducción del índice inflamatorio del 68% en 8 semanas, un aumento del índice omega 3 del 38% y una disminución de los triglicéridos del 52% esto comprueba que los agentes inflamatorios de la membrana fueron remplazados por agentes anti-inflamatorios omega 3. Un detalle de importancia es que la mayoría de los omega 3 en el mercado tienen dosis mínimas de EPA y DHA, y otros ostentan tener dosis muy altas (megadosis). Otra vez la visión del doctor González Aragón sigue siendo la correcta.

Para mas Información llame:
TELEFONO MÉXICO 01 (55) 56 05 00 50
TELEFONO ESTADOS UNIDOS 1 888 337 64 87
WHATSAPP (+52 1)55 59 30 21 56





TELEFONO MÉXICO 01 (55) 56 05 00 50
TELEFONO ESTADOS UNIDOS 1 888 337 64 87
WHATSAPP (+52 1)55 59 30 21 56
/Name*
 /Correo Electrónico*
/Phone*
/Adress*
/Subject*
/Message*
*
contact form faqverification image
Por favor transcribe las letras del dibujo para comprobar que no eres un programa  Powered by 123ContactForm
Compartan esta información con sus seres queridos reenviando este correo 
DR. JOAQUIN GONZALEZ ARAGON

Read More...

Controla Tu #Asma

Día Mundial del Asma 2011 …“Puedes Controlar tu Asma”

Como cada año desde 1998, el primer martes de mayo se celebra una fecha más del Día Mundial del Asma, evento apoyado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y organizado por la Iniciativa Global para el Asma (GINA, por sus siglas en inglés), en colaboración con grupos de la atención de la salud. El lema para este 3 de mayo de 2011 sigue siendo el mismo desde la fecha de su creación “Puedes controlar tu asma”, siendo el objetivo principal la concientización sobre el asma y mejorar el cuidado de esta enfermedad crónica entre las personas de todo el mundo.
Cabe destacar que la GINA elige cada año un tema y es responsable de la organización, preparación y distribución de los materiales del Día Mundial del Asma, en cada uno de los más de 50 países participantes, por lo que este 2011 lanzó la segunda etapa de la campaña “Reducir las hospitalizaciones al 50% en 5 años”.

¿Qué es el asma?
Se trata de una enfermedad pulmonar crónica, que puede presentarse a cualquier edad y se caracteriza por problemas o crisis respiratorias recurrentes y síntomas como fatiga, falta de aire, silbidos al respirar, tos y sensación de opresión en el pecho. Estos síntomas varían en cuanto a su severidad y frecuencia; la duración de estos síntomas puede ser en horas y las crisis normalmente suelen presentarse algunos días al año.
Entre los factores que pueden desencadenar los síntomas del asma, se encuentran los siguientes: alérgenos, exposición al humo del tabaco, cambios en el estado del tiempo, infecciones virales o sinusales, ejercicios, enfermedad de reflujo gástrico, medicamentos, alimentos y ansiedad emocional. Cabe señalar que el asma no tiene cura, pero se puede controlar con un tratamiento adecuado.
El asma requiere atención médica continua, pues los pacientes con una condición moderada o severa necesitan medicamentos de acción prolongada para prevenir las crisis. En el caso de los síntomas, generalmente se utilizan medicamentos de acción corta, denominados beta agonistas inhalados.
El asma en números
Según la Iniciativa Global Pare el Asma, cerca de 300 millones de personas en el mundo padecen asma y para el año 2025 podría haber 100 millones más de personas con asma. Asimismo, el asma pediátrica se ha duplicado en los últimos 20 años.
En México, de acuerdo a datos de la OMS, se estima que entre el 5 y 10% de la población tiene asma, de los cuales el 80% también presentan un cuadro de rinitis alérgica. Un 40% de personas que tienen rinitis alérgica desarrollan asma, enfermedad crónica y progresiva, que si no es tratada a tiempo puede ser mortal.
Los factores hereditarios elevan la predisposición de 50 y 75% de que un paciente sea alérgico y de acuerdo a los expertos y a estadísticas de la OMS, se sabe que el crecimiento de este mal es de un 50% por década.
Para un mejor control del asma, la Iniciativa Global para el Asma ha dado a conocer cinco pasos para lograrlo:
1. Pide a tu médico un tratamiento personalizado por escrito para el control de tu asma
2. Toma los medicamentos prescritos por tu médico
3. Evita los factores que pueden desencadenar las crisis de asma
4. Aprende a reconocer los síntomas de la crisis asmática
5. Conoce lo que debes hacer en caso de una crisis de asma
La medicina nutricional cuenta con nutracéuticos que te pueden servir a tí y a tus seres queridos y que son el perfecto complemento de los tratamientos médicos. Entre ellos destacan los antioxidantes derivados de frutas y verduras que poseen efectos inmunomoduladores y los ácidos grasos esenciales omega 3 (de origen animal o vegetal) con efectos antiinflamatorios y broncodilatadores. Pida informes sobre estos suplementos que se pueden agregar con seguridad y sin efectos secundarios ni contraindicaciones al tratamiento médico para el asma de niños, adultos y ancianos.

TELEFONO MÉXICO 01 (55) 56 05 00 50
TELEFONO ESTADOS UNIDOS 1 888 337 64 87
WHATSAPP (+52 1)55 59 30 21 56
/Name*
 /Correo Electrónico*
/Phone*
/Adress*
/Subject*
/Message*
*
contact form faqverification image
Por favor transcribe las letras del dibujo para comprobar que no eres un programa  Powered by 123ContactForm
Compartan esta información con sus seres queridos reenviando este correo 
DR. JOAQUIN GONZALEZ ARAGON

Read More...

#RIESGOS DE CONSUMIR #ACEITEVEGETAL SOBRECALENTADO

AVANCES SOBRE LOS RIESGOS DE CONSUMIR ACEITE VEGETAL SOBRECALENTADO
 Representantes del Instituto Nacional de Cardiología obtienen de parte de la Fundación Mexicana del Corazón y Aceite Capullo el Premio “Una trayectoria destacada en cardiología” por las aportaciones derivadas de su estudio. El Premio fue otorgado al Dr. Óscar Pérez Méndez, Jefe del departamento de Biología Molecular del Instituto Nacional de Cardiología y al Dr. Carlos Posadas, Jefe del Departamento de Endocrinología, por su investigación: Efectos Metabólicos del Consumo de Aceites Comestibles Reutilizados, la cual reafirma importantes bases para sensibilizar a la población acerca de los riesgos a la salud que representa este tipo de prácticas. En conferencia magistral el Dr. Pérez Méndez concluyó que, derivado de su investigación, el consumo de aceites reutilizados durante 6 semanas tiene Aunque esta investigación está basada en un modelo animal y por lo tanto no es directamente extrapolable al humano, reafirma las bases de que utilizar varias veces el aceite vegetal comestible puede causar diversos impactos en el organismo, lo cual manda un sentido de precaución a la sociedad en general pues ésta es una práctica común en la tradición culinaria mexicana. “El calentamiento excesivo de los aceites vegetales da lugar a diferentes compuestos químicos que se consideran tóxicos. Además, el agua contenida en los alimentos que se introducen a los aceites calientes genera muchos otros compuestos que también pueden ser tóxicos. La obvia acumulación de tales sustancias toxicas que ocurre cuando se reutilizan los aceites comestibles, aumenta dramáticamente sus efectos sobre la salud”, destacó el Dr. Pérez Méndez. El doctor González Aragón ha sido uno de los primeros en advertir desde 1995 del peligro que implica el uso y abuso de las frituras y fritangas consumidas por la población mexicana y para las que se utilizan los aceites comestibles industrializados hidrogenados derivados del maíz, cartamo, ajonjolí, etc y que siendo insaturados el calentamiento los convierte en saturados y no solo eso sino en tóxicos para el organismo. Este trabajo confirma que siempre tuvo la razón aunque aquí se enfatiza en la reutilización. Sin embargo, lo ideal sería que nuestros alimentos fueran consumidos cocidos, al vapor, al horno e incluso en microondas. Es interesante como los doctores Óscar Pérez Méndez y Carlos Posadas destacan su relación con profundos efectos metabólicos, tales como hipertensión, incremento de los ácidos grasos en plasma, esteatosis hepática, resistencia a la insulina, y diabetes mellitus tipo 2. Esto que estudiaron los doctores Óscar Pérez Méndez y Carlos Posadas en animales, los geriatras lo hemos visto miles de veces en humanos por el abuso de alimentos sancochados, arroz frito, pollo frito, carne frita, pescado frito, frijoles refritos, plátanos fritos, tostadas fritas, quesadillas fritas, tacos de flauta, alimentos gratinados, rebozados y empanizados y sobre todo, por la costumbre de freír las tortillas de chilaquiles, enchiladas y enfrijoladas; aquí hay una razón importante para la epidemia de obesidad, diabetes, síndrome metabólico.
TELEFONO MÉXICO 01 (55) 56 05 00 50
TELEFONO ESTADOS UNIDOS 1 888 337 64 87
WHATSAPP (+52 1)55 59 30 21 56
/Name*
 /Correo Electrónico*
/Phone*
/Adress*
/Subject*
/Message*
*
contact form faqverification image
Por favor transcribe las letras del dibujo para comprobar que no eres un programa  Powered by 123ContactForm
Compartan esta información con sus seres queridos reenviando este correo 
DR. JOAQUIN GONZALEZ ARAGON

Read More...

lunes, 28 de noviembre de 2016

#LIPOTROPICOS PARA LA #MEMORIA Y #SALUDMENTAL

FACTORES LIPOTRÓPICOS PARA LA MEMORIA Y SALUD MENTAL

La disminución de la memoria y las funciones cognitivas se pudieran considerar como "envejecimiento normal". Sin embargo, la ciencia está demostrando que influyen las carencias nutricionales, menor absorción de los factores lipotrópicos y bloqueo del hígado. La buena noticia es que podemos superar estas amenazas que atacan nuestro cerebro a través del uso de suplementos y salvar nuestra memoria como lo demuestran los estudios de los doctores Kim H, Kim G, Jang W, Kim SY, Chang N. en ancianos coreanos con deterioro cognitivo publicado el 17 de diciembre de 2014 en el Journal de Nutrición en Corea del Sur.

Cuando estas vitaminas están bajas hay un aumento de la homocisteína, un aminoácido neurotóxico directo sobre el cerebro donde potencia la proteína beta-amiloide responsable de la enfermedad de Alzheimer. Por lo tanto, en lugar de fármacos cerebrales podemos prevenir y tratar el deterioro cognitivo con la suplementación nutricional de ciertas vitaminas del complejo B: ácido fólico, vitamina B 6 (piridoxina), vitamina B 12 (cianocobalamina), betaina y colina los cuales se han investigado en muchos ensayos clínicos, y se ha encontrado que mejoran las funciones cognitivas.

Esos factores lipotrópicos como también se les conoce por su efecto protector del hígado están implicados en las reacciones de metilación, necesarias para la producción de los neurotransmisores epinefrina, dopamina, acetil colina, monoamina, fosfolípidos y los nucleótidos cerebrales. Sin un suministro suficiente de estas moléculas, la memoria sería disfuncional por aumento de la homocisteína y el beta-amiloide. Varios estudios transversales y longitudinales como el Estudio de Alzheimer Disease Cooperative informó que en su tratamiento con altas dosis de dichos suplementos lipotrópicos se desaceleró el deterioro cognitivo, se estabilizó la función ejecutiva y hubo mejora de la cognición global, episódica y memoria semántica y clínica global en puntuaciones de evaluación de la demencia en pacientes con niveles elevados de homocisteína al inicio del estudio. Otros estudios en diferentes países concuerdan con algo que el Dr. González Aragón ha enseñado en sus diplomados y ha comprobado en miles de personas con el suplemento LIPOTROPIC ADJUNCT, único en México que contiene la fórmula que recicla la homocisteína y que además de proteger al hígado y apoyar sus 500 funciones es excelente para la salud mental como ahora lo comprueban las investigaciones coreanas y japonesas. Deseo que muchos médicos puedan utilizar este suplemento como un apoyo para prevenir el deterioro cerebral y evitar el Alzheimer y la pérdida de la memoria. Si a usted le interesa adquirir el LIPOTROPIC y una opinión con el Dr. González Aragón llame al 56 05 00 50 o mande un WhatsApp al: (521) 55 59 30 21 56

TELEFONO MÉXICO 01 (55) 56 05 00 50
TELEFONO ESTADOS UNIDOS 1 888 337 64 87
WHATSAPP (+52 1)55 59 30 21 56
/Name*
 /Correo Electrónico*
/Phone*
/Adress*
/Subject*
/Message*
*
contact form faqverification image
Por favor transcribe las letras del dibujo para comprobar que no eres un programa  Powered by 123ContactForm
Compartan esta información con sus seres queridos reenviando este correo 
DR. JOAQUIN GONZALEZ ARAGON

Read More...

Se ha producido un error en este gadget.